Cecina de León

Los únicos ingredientes utilizados en la elaboración de la Cecina de León son carne de vacuno y sal. Se utilizan cuatro partes o cortes de los cuartos traseros: tapa, contra, babilla y cadera, con un mínimo de 5 años de edad.
La elaboración consta de seis operaciones o fases, que cronológicamente son: perfilado, salado, lavado, asentamiento, ahumado y secado o curación. Todo este proceso tendrá una duración mínima de siete meses contados a partor de la entrada en salazón.
Lo ideal es consumirla en crudo, aunque, al igual que el jamón, podemos usarla en elaboraciones calientes.
Se suele presentar en lonchas como entrante o componente de tablas de embutido.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario