Sopas de Trucha

Una de las exquisiteces típicas de la Gastronomía Leonesa son las Sopas de Trucha. Como comenté en otro post, la provincia de León posee el mayor número de ríos trucheros de España. Así que no es de extrañar, que una de las delicatessen leonesas sea la trucha.

Por Carrizo de la Ribera pasa el Río Órbigo, río truchero y famoso por las Justas que un poco más abajo (en Hospital de Órbigo) se sucedieron en el siglo XV por Don Suero de Quiñones, caballero éste que se hallaba prisionero de amor por una muy “fermosa” señora. La cuestión es que Don Suero había hecho voto de ayuno todos los jueves y llevaba una argolla de hierro al cuello en señal de esclavitud por su amor. Parece ser, que se había cansado de este voto (no es de extrañar) y para liberarse del compromiso de su cumplimiento y recobrar la libertad, puso precio a su rescate. Qué mejor manera de hacerlo que pedir autorización al rey Juan II para colocarse en el Puente Romano del Órbigo durante un mes con nueve de sus mantenedores y luchar con todo caballero que por allí quisiera cruzar, hasta romper trescientas lanzas, tres por cada osado caballero. De esta manera y según las Leyes de Caballería, quedaría eximido de su compromiso, de la cárcel de amor en la que habitaba. Está claro que no hay mejor manera de solucionar las cosas que a mandoble limpio, y además, con gente que nada tenía que ver y que tan sólo quería atravesar el río por el puente.

Bueno, pues este hecho tan singular, se conmemora con la llamada Fiesta de las Justas del Paso Honroso, que se celebra todos los años a primeros del mes de Junio, y que si tenéis la posibilidad, no os las perdáis.

En la zona de Carrizo de la Ribera, se encuentran algunos de los mejores embutidos de la provincia de León (sin desmerecer el de otras lugares leoneses). Personalmente, soy un enamorado del chorizo picante de Carrizo, y por este hecho nos encontrábamos en esta hermosa ciudad. Siempre en busca de los mejores ingredientes y fórmulas para que los productos de León da Gusto cada día tengan más calidad.

Cuando terminamos los menesteres que allí nos llevaron, decidimos ir a comer las típicas y sabrosas Sopas de Trucha, que seguramente es de lo que Don Suero se alimentó durante el mes de su liberación (y de algún embutido de la zona también, supongo). Nos indicaron que fuésemos a la Piscifactoría Villanueva, en la Calle del Río 43, en Villanueva de Carrizo. En aquél lugar nos comimos unas estupendas Sopas de Trucha, que desde aquí recomiendo. Un plato sencillo pero muy rico. Se trata de una sopa humilde y espesa que lleva fundamentalmente las apreciadas truchas de nuestros ríos y el increíble pan de hogaza de la zona. Se comen con tenedor, hecho este que puede chocar y del que os prevengo. La foto que veis son las que degustamos. Una ración para dos, al inmejorable precio de 5 euros. No hay disculpa para no acercarse a probarlas.

Ingredientes (para 4 personas)

-4 Truchas de Ración.
-3 Cucharadas Soperas de Pimentón.
-3 Ajos.
-1 Cucharada de Harina.
-2 Hojas de Laurel.
-1 Pimiento grande de Fresno de la Vega.
-1 Cebolla.
-Aceite de Oliva.
-2 Cucharadas de Unto de Cerdo.
-2 Guindillas pequeñas (esto al gusto de picante).
-Litro y medio de Agua.
-Sal.
-Pan de Hogaza del día anterior.

Sopa de TruchasEn una cazuela de barro echamos un chorrito de aceite. Cuando esté caliente, incorporamos los ajos fileteados, el pimiento, las guindillas y la cebolla en un troceado muy fino. Lo dejamos pochar a fuego medio durante unos 10 minutos. Agregamos el unto hasta que se deshaga.

A continuación se añade el pimentón y la harina. Removemos todo ello y vamos rociando con el agua, hasta conseguir una salsa bien ligada. Cuidado de que el pimentón no se queme. Echamos el laurel.

Una vez que las truchas estén limpias y troceadas, las sazonamos y las añadimos a la cazuela, dejando que todo ello rompa en un hervor. Retiramos las truchas y reservamos.

En la cazuela de presentación que hemos mantenido a temperatura, se ha de colocar el pan de hogaza en láminas muy finas. Ponemos los trozos de trucha encima y todo ello se rocía con la salsa de la cocción. Dejamos un hervor más, reposamos 5 minutos… y a comer!!

11 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario