Entradas

Manitas de Cerdo con langostinos

Manitas de Ministro con Langostinos

El término casquería se utiliza en gastronomía haciendo referencia a aquellas partes del animal que no es carne propiamente dicho, es decir, lo que no puede hacerse filetes.

A lo largo de los siglos, las diferentes civilizaciones han ido dejando su poso en las costumbres alimentarias, y entre ellas encontramos lo que para unos es un placer insuperable disfrutar de algunos alimentos, para otros es algo cercano a lo repugnante. La casquería se emplea en muchos platos tradicionales aunque su popularidad está decayendo entre los jóvenes. Uno de ellos son las Manitas de Cerdo, también llamadas Manos de Ministro (por algo será). Un plato sabroso donde los haya.

Manitas de Cerdo con langostinosNo se dispone de recetarios escritos como referencia, pero sabemos que los Visigodos estaban enamorados de ellas. El Camino de Santiago y la Ruta de la Plata sirvieron y sirven para un fluido intercambio cultural y cómo no, gastronómico.

Resumiendo, las manitas de cerdo se siguen solicitando a nuestros restauradores, las elaboran de muy distintas maneras y son una de las delicias de nuestra gastronomía leonesa. En éste caso viene de la mano de la Abacería II y de su maestra  de la cocina Esther: Manitas de Ministro con Langostinos.

Ingredientes (para 4 personas):

-8 Manos de Cerdo (las de ministro son de muy baja calidad).
-12 Langostinos grandes y crudos.
-1 Cebolla.
-2 Hojas de Laurel.
-Litro y medio de agua.
-1 Cucharada de Sal.
-1 Cucharadita de Pimentón.
-3 Dientes de Ajo.
-3 Cucharadas de Aceite de Oliva Virgen.

Las manos.
Las podemos encontrar en el súper bien limpias y sin pelos, normalmente partidas a lo largo por la mitad. Sólo deberemos pasarlas un poco bajo al agua del grifo frotándolas ligeramente con la mano. Las de ministro no hay manera de limpiarlas.
Ponemos a cocer las manos en el agua con la cebolla picada y la sal durante unos 50 minutos a fuego medio. Cuando rompan a hervir echarán espuma, que retiraremos una y otra vez hasta que no echen más.
Reservamos el caldo de la cocción.
Se dejan enfriar y se deshuesan. Las picamos al tamaño que más nos guste.

El guiso.
En una cazuela ponemos el aceite, el ajo picado, el pimentón y las manos picadas. Rehogamos un poco e incorporamos el caldo de la cocción de las manos. Cocemos hasta que el pimentón se incorpore a las manos, unos 10 minutos. Añadimos los langostinos y pegamos un hervor para que se hagan los langostinos.
Servimos muy caliente en cazuela de barro y acompañamos con un buen pan de hogaza de León. Un plato perfecto para maridar con uno de los estupendos vinos tintos que se producen en nuestra tierra: un Bierzo o un Prieto Picudo.

Estupendo plato para estos dias de finales de otoño.

Podéis disfrutar de ésta receta de la gastronomía leonesa en forma de estupenda tapa en la Abacería II (C/Ramón Alvarez de la Braña 16, de León).

Garbanzos con Bacalao y Espinacas

Garbanzos con Bacalao y Espinacas

Aunque todavía faltan un par de meses para la Semana Santa, este año, el olor a incienso, los tambores y trompetas de las procesiones se han adelantado el día 6 de este mes con la procesión extraordinaria del IV Centenario de la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús Nazareno de León. Por eso, este año, parece que la Semana Santa ha comenzado antes y va a durar dos meses. Además unido a  que las nieves y el frío vuelven a campar por estas tierras, qué mejor momento que éste para proponeros una tapa de las que calientan el estómago y animan el alma: Garbanzos con Bacalao y Espinacas.
En estos días de frío invierno, un buen potaje de garbanzos deja el cuerpo muy bien arreglado y nos da fuerzas para terminar el día con más optimismo.
Nuestra amiga Esther de la Abacería II pone esta tapa a diario, que con un vinito de la tierra es muy reconfortante.
Es un plato de cuchara donde los haya. De los de toda la vida. Fácil y sin complicaciones.

Ingredientes (para 12  tapas o 4 personas):

-250 gr. de Garbanzos de la Bañeza.
-150 gr. de Migas de Bacalao.
-250 gr. de Espinacas.
-2 dientes de Ajo.
-1 cucharadita de Pimentón.
-1 cucharada de Aceite de Oliva.
-Sal.

Garbanzos con Bacalao y EspinacasPonemos a remojo la noche antes los garbanzos y el bacalao por separado.

Cocemos los garbanzos unos 20 minutos. Podemos hacerlo bien con el agua de desalar el bacalao o con agua normal.

Una vez cocidos, ponemos el aceite en una cazuela de barro (pereruela) los ajos picados, el bacalao desmenuzado y lo rehogamos.  Para facilitarnos las cosas, las espinacas podemos utilizarlas congeladas en cubos. Las picamos y las incorporamos y seguimos rehogando. Echamos el pimentón y mezclamos. Añadimos los garbanzos y probamos el punto de sal. Seguimos cociendo todo junto , añadiendo el agua que sea necesaria.

Y a comer…

Si preferís no cocinar y tomarlo como tapita con un vinito, Esther os recibirá encantada en la Abacería II (Ramón Alvarez de la Braña 16, en León).